Boa constrictor

boa constrictor, cuanto vive una boa
BOA CONSTRICTOR

La Boa constrictor es una serpiente no venenosa que se encuentra en América Central y del Sur.

Descripción física

Si bien muchos otros pueden temer a la boa constrictor, hay muy pocos casos de ataques contra humanos; incluso los bebés humanos son demasiado grandes para ser presas adecuadas para las boas constrictoras. De hecho, en algunos lugares de América del Sur, las boas constrictoras se utilizan para controlar las infestaciones de ratas dentro de las casas.

Dependiendo del hábitat que ocupe una boa constrictor, sus patrones y colores varían para permitirle camuflarse. El cuerpo puede ser de color canela, verde, rojo o amarillo y tendrá patrones crípticos que forman barras, líneas irregulares, diamantes y círculos.

Sus dientes son pequeños y en forma de garra, lo que permite un agarre fuerte cuando la serpiente muerde a su presa y evita que la presa se mueva libremente mientras la serpiente envuelve su cuerpo alrededor de la presa. Se cree comúnmente que las boas constrictoras someten a sus presas aplastando sus huesos o apretando sus pulmones para sofocarlos, pero una investigación reciente sobre el método de constricción reveló que estas serpientes emplean una estrategia diferente en conjunto.

Una vez que la serpiente tiene su cuerpo envuelto alrededor de la presa, aprieta lo suficiente como para provocar un “paro circulatorio” al cortar la capacidad del corazón para bombear la sangre hacia adentro y hacia afuera. Al evitar que la sangre fluya hacia el cerebro, el animal muere.

Los miembros más grandes de la familia Boidae tienen sensores sensibles al calor en sus cabezas, pero las boas constrictoras no. En cambio, este animal se basa en su lengua y su excelente visión para recopilar información sensorial sobre su entorno (como hacen otras serpientes).

Tamaño

Su longitud varía desde 50 centímetros comoson las crias hasta 4 metros como los adultos. Pueden pesar más de 45 kilos cuando llegan a su madurez.

Hábitat

La Boa constrictor se encuentran desde el norte de México hasta Argentina. De todas las boas, las constrictor pueden vivir en la mayor variedad de hábitats que van desde el nivel del mar hasta la elevación moderada, incluidos los desiertos, los bosques húmedos tropicales, las sabanas abiertas y los campos de cultivo. Ambos son terrestres y arbóreos.

Al igual que su prima, la anaconda verde, la boa constrictor tiene impresionantes habilidades para nadar. Sin embargo, a diferencia de otras serpientes, muestra poca inclinación a nadar en el agua.

Hábitos alimenticios

La boa constrictor se llama así por su modo de depredación: constricción. En lugar de inyectar veneno en su presa, golpea, agarra y aprieta hasta que la presa es sometida. Una vez que la presa está muerta, la serpiente se la traga entera.
Como animales nocturnos, las boas constrictoras cazan de noche.

Se alimentan de grandes lagartos, aves de tamaño pequeño o moderado, zarigüeyas, murciélagos, mangostas, ratas y ardillas.

Estructura social

Son en gran parte animales solitarios hasta la época de reproducción.

Reproducción y Desarrollo

Los boa constrictores viven en áreas que generalmente están sujetas a estaciones húmedas y secas. Una vez que las lluvias estacionales han disminuido y dan paso a la estación seca, las boas constrictoras se embarcan en la tarea de buscar pareja. Los machos se reproducen cada año, pero las hembras no pueden al estar muy dispersas.

Las hembras toman una o más parejas durante la temporada de reproducción. Para ayudar a atraer a un macho, la hembra emite un aroma mediante la cloaca que indica que está lista para reproducirse. El macho fertiliza los huevos al unirse con la hembra en la cloaca. La fertilización es interna y el período de gestación varía según la temperatura local.

Las hembras dan a luz a crías, jóvenes independientes. Los jóvenes pasan la mayor parte de su tiempo en los árboles mientras crecen para ser pesados ​​y grandes, momento en el que pasan más tiempo en el suelo. Las Boas constrictor alcanzan la madurez sexual a los 2 a 3 años de edad.

Esperanza de vida
Viven de 20-30 años en la naturaleza.