Cobra de coral

Esta serpiente es mejor conocida como Cobra de Coral y es una especie de serpiente elapida venenosa que se encuentra en el sur de África. Esta especie de serpiente se encuentra desde el Karoo en la Provincia del Cabo en Sudáfrica del norte hasta Namibia. Habita regiones de arena seca, particularmente afloramientos rocosos. Vive en zonas arenosas y pedregosas como matorrales semiáridos y franjas del desierto.

Aspecto

La serpiente cobra de coral es una pequeña elapida con un tamaño promedio de 50 a 60cm, pero se sabe que algunas alcanzan más de 80cm. Al igual que otros miembros del género Aspidelaps, tiene una escala rostral ampliada. Las escamas del cuerpo son lisas. Coloración de naranja a rojo coral, pero algunas pueden ser un poco amarillentas. Tiene 20-47 barras transversales negras, bien definidas, que rodean el cuerpo y la cola.

Alimentación

La cobra de coral es una especie nocturna. Pasa la mayor parte de su vida bajo tierra en madrigueras o debajo de piedras. Surge de noche (especialmente en las noches más frías) para alimentarse de pequeños vertebrados. Se alimenta de lagartos serpientes pequeñas y roedores pequeños.

Comportamiento

Se alzará y extenderá su capucha y bufara si se la molesta o la amenaza. Parecen tener una reputación de mal genio, pero a menudo golpean con la boca cerrada. Poco se sabe sobre la toxicidad de su veneno, pero se cree que es peligrosamente neurotóxico y requiere atención médica inmediata. En ratones, el veneno causó síntomas neurológicos y muerte por falta respiratoria.

Reproducción

Las hembras ponen entre 3 y 11 huevos en el verano y se sabe que ponen varios lotes de huevos en una temporada. Las serpientes jóvenes miden 17-18 cm.